Lo que hacemos

Internación domiciliaria

Atendemos en forma personalizada todas las necesidades del paciente y su familia en torno al proceso de salud-enfermedad antes, durante y después de la internación domiciliaria utilizando los recursos físicos y humanos necesarios para la atención médica multidimensional e interdisciplinaria.


InterPal implementa un programa de atención domiciliaria teniendo en cuenta tres objetivos esenciales de política y estrategia sanitaria:
  • Disminución del gasto sanitario merced a la mejoría en la relación costo-eficacia, que ofrece respecto a la hospitalización tradicional.
  • Mejora la calidad de vida y confort del enfermo, manteniéndolo en su entorno familiar.
  • Reduce el tiempo de estadía hospitalaria.

Principios fundamentales:

  • Respetar la autonomía del paciente.
  • Respeto, empatía y calidez humana.
  • Beneficencia no maleficencia.
  • Respeto por la confidencialidad.

Objetivos primordiales:

  • Transitar el problema de salud en el hogar del paciente.
  • Disminuir el riesgo de internaciones sanatoriales innecesarias o evitables.
  • Brindar el apoyo familiar necesario para facilitar y mejorar los cuidados del paciente.

Cuidados Paliativos

InterPal cuenta con un equipo interdisciplinario en cuidados paliativos. 
Los cuidados paliativos consisten en el cuidado activo y total para aquellos pacientes, cuya enfermedad no responde a un tratamiento curativo, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y aliviar el sufrimiento, poniendo énfasis en el control del dolor y otros síntomas físicos, psicológicos, sociales y espirituales. 

La medicina paliativa considera al proceso de morir como un hecho natural, afirma y promueve la vida y no pretende alargarla innecesariamente ni acortarla específicamente, sino promover su calidad, siendo perfectamente aplicable desde fases iniciales de la evolución de la enfermedad hasta el proceso de morir.


Objetivos primordiales:

  • Respetar al deseo del paciente terminal de ser atendido y morir en su domicilio.
  • Mejorar la calidad de vida y dar confort, según los requerimientos del propio paciente y/o familia.
  • Mejorar el control de síntomas y problemas más frecuentes.
  • Brindar soporte emocional y comunicación eficaz.
  • Potenciar la máxima autonomía posible del enfermo tanto a nivel funcional como en la toma de decisión.
  • Garantizar la atención y el acompañamiento al paciente y su familia.